Aqui puedes encontrar anime, musica, videojuegos y más...diviertete junto a otakus, freaks, animaniaticos y muchos más...


    DULCE NOVIEMBRE

    Comparte
    avatar
    Amy Black
    Estudiante de la academia
    Estudiante de la academia

    Mensajes : 9
    Fecha de inscripción : 03/02/2011

    DULCE NOVIEMBRE

    Mensaje  Amy Black el Dom Feb 06, 2011 9:03 am


    Hola!!!! Comparto con ustedes un fic especial y espero les guste como ha sido para mi escribirlo y aun más espero terminarlo en este foro. Smile




    Dulce Noviembre

    Por Amy Black

    Capitulo 1

    Estaba oscureciendo mientras la lluvia caía lentamente sobre la aldea. El viento galopaba por el cielo y una joven corría en medio de aquella tempestad.

    Su cuerpo comenzaba a perder calor pero no parecía importarle, pues el dolor que sentía la sobrepasaba. En su mente aun podía ver aquellas siluetas uniéndose e intentando ser una sola, bajo la sombra, sin detenerse.

    Y la lluvia que caía sobre ella se confundía con la que de sus ojos salía.

    - ¿Porque?... - se preguntó con dolor, adivinaba la respuesta pero seguía doliendo. ¿Acaso lo amaba? - ¿Porque ahora? - se lamentó mientras colocaba sus manos sobre su vientre.

    Y de pronto, todo se volvió negro. No había frió, no había dolor se dejo abrazar por aquello sin impórtale nada más...






    Era una linda mañana, los pájaros cantaban anunciando la llegada de un pequeño ser, en el que todas las esperanzas del clan se había concretado y sin embargo, no fue lo que esperaban. Un hijo varón hubiera sido la mejor elección pero había sido una niña. De inmediato los más ancianos del clan buscaron no perder sus herencias de sangre y no podían permitirse la mezcla con alguien indigno. Al mes de la llegada de la pequeña Asuka, su clan ya había elegido un marido para ella. El ultimo descendiente del clan Nara, Shikamaru quien apenas tenía un año de edad. Y de esta manera sus destinos fueron marcados.

    Los años transcurrieron casi en un parpadeó; aquel niño había ingresado a la academia y pese a todos los pronósticos había sido el primero es ser ascendido a rango Chunin, mientras que aquella bebe se había convertido en un linda señorita, educada en casa para ser buena esposa y de esa manera honrar a su familia.

    Una tarde de verano, un joven descansaba sobre el césped bajo la sombra de un árbol, observaba las nubes y se sentía libre.

    - ¿Quien pudiera ser libre como ellas? - murmuro sin notar que alguien lo observaba.

    - ¿Así es como pasa un genio las tardes? - preguntó una voz femenina.

    - ¡Temari! - dijo Shikamaru con asombro. - ¿Cuándo llegaste?

    - Hace un par de horas. Chouji me dijo que estarías aquí. – respondió Temari sonriendo, de aquella tan peculiar.

    - Si me hubieras avisado, te hubiera esperado en la entrada. - dijo Shikamaru con leve molestia. - Las mujeres siempre son muy problemáticas.

    - Ya vas a empezar con eso, mejor ven y dame mi bienvenida genio.

    El joven se levanto con una sonrisa dibujada en sus labios, sus manos temblaban ligeramente. Se acerco un poco a la joven y toco el borde de su boca con su debo, dibujándola como reconociéndola después de tanto tiempo.

    Temari cerro los ojos dejándose llevar por las sensaciones que despertaba aquel simple rocé. Finalmente sus bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene. Shikamaru la toma por la cintura acercándola más a él, mientras que las manos de Temari buscan hundirse en su cabellos negro.

    Sin duda la espera por aquel encuentro había valido la pena. Tras unos minutos se separaron lentamente y sus miradas se conectaron.

    - A valido la pena esperar por esto. - dijo Temari.

    - ¿Cuánto tiempo estarás aquí? - preguntó Shikamaru con la leve esperanza de que fuera por mucho tiempo.

    - Será por poco tiempo. - respondió evadiendo la mirada del muchacho. - Hay algo que quiero decirte...
    ... Voy a casarme ...

    El mundo se detuvo con cada palabra, y el aire pareció escapar de sus pulmones. Su cuerpo estaba inmóvil, que tardo en reaccionar cuando ella lo abrazo; fueron sus lagrimas detonadores, sintiéndose vulnerable, la rodeo con sus brazos.

    - No puedes hacerlo, no dejaré que eso pase... yo...

    - El compromiso se hizo antes de que viniera por primera vez, antes de conocerte, antes de amarte. Y desearía poder evitarlo pero no podría causar ese deshonor a mis hermanos... desearía ser egoísta y olvidar todo, y quedarme contigo para siempre. - sollozo sobre el pecho del joven.

    - Entonces hagámoslo, huyamos lejos de todos. Vayamos a un lugar donde seamos desconocidos. - propuso Shikamaru.

    - Seremos considerados traidores, ¿estas dispuesto a eso? – preguntó Temari con cierta reserva.

    - Por ti valdría la pena arriesgarse e incluso morir. Quiero estar contigo por siempre.

    Aquellas palabras dibujaron una sonrisa en el rostro afligido de Temari. Y entonces nada importo, estaba dispuesta a arriesgarlo todo por él, incluso el destierro.

    El silencio los envolvió, y no fueron necesarias las palabras. Con una simple mirada llena de sinceridad, llena de amor, de pasión, que podía transportarlos al infinito y llevarlos a las estrellas. Nadie dijo nada, solo aquellas miradas de amor y deseo lo decían todo.

    El espacio entre ellos desapareció y sus bocas volvieron a encontrarse. Mientras el sol, que se extinguía tras una lluvia de rayos rojizos, escondía su curvilínea figura bajo el horizonte. El viento, dueño de las calles, cortaba la piel de sus habitantes con sus gélidas e incesantes ráfagas arrastrando consigo las almas perdidas que deambulan por la aldea.

    Sin embargo, lejanos a todo eso, Shikamaru y Temari se atrevieron a vivir como si no hubiera un mañana. Como si cada encuentro, cada beso, cada caricia, cada entrega... fuese la última. Entonces se abrió una vena entre ellos, y sus pasiones, que se habían mantenido en secreto, violaron sus miedos para darle paso al amor desesperado que buscaba un escondite que lo cobijase, sólo un corazón dispuesto que le diese el calor que necesitaba para seguir viviendo. Sus temores, prejuicios y vacilaciones se apagaron como la luz del día al caer la noche.

    Continuara...






    avatar
    xXm3ch3Xx
    Estudiante de la academia
    Estudiante de la academia

    Mensajes : 22
    Fecha de inscripción : 03/02/2011
    Edad : 35
    Localización : por ahí dando vueltas por el mundo

    Re: DULCE NOVIEMBRE

    Mensaje  xXm3ch3Xx el Lun Feb 07, 2011 6:17 am

    amy, muy bueno empezar a leerlo nuevamente, espero que coloques pronto el siguiente cap de este fic... y espero que esta vez si logres terminarlo ^^ por fin
    avatar
    Amy Black
    Estudiante de la academia
    Estudiante de la academia

    Mensajes : 9
    Fecha de inscripción : 03/02/2011

    Re: DULCE NOVIEMBRE

    Mensaje  Amy Black el Lun Feb 07, 2011 7:05 am

    Gracias Sasori chan... Smile siempre dandome animos de no dejarlo tnks




    Dulce Noviembre

    Por Amy Black

    Capitulo 2

    El sol comenzó a levantarse, iluminando débilmente todo sobre la tierra. Dos jóvenes se despertaban luego de haberse amado. Poco antes de despedirse, se prometieron reunirse en ese lugar, su lugar; para huir juntos donde el destino no los encontrará. Un beso fue el sello del juramento y sin otro contratiempo ambos se marcharon a prepararlo todo.

    Temari, se apresuro a dejar todos sus asuntos con la Godaime en orden, mientras que Shikamaru solo pudo confiarle a su mejor amigo, Chouji sus intenciones, pidiendo que entregará una carta a la Hokage después de su partida.

    Y de nuevo el atardecer se volvió a posar sobre Konoha. La hora de estar juntos por siempre se acercaba, habían acordado tener a la luna como único testigo.

    Shikamaru, fue el primero en llegar; sobre su espalda un ligero equipaje no necesitaba nada más que a ella. Decidió esperarla bajo la sombra de un árbol, pronto estarían juntos.

    Temari se preparaba para abandonar su habitación en el hotel, estaba nerviosa pero firme en su decisión, sólo esperaba que Gaara y Kankuro la entendiera. Justo se había colocado su enorme abanico en la espalda, un sonido la hizo detenerse. Alguien tocaba la puerta, tras ella, el destino que la alcanzaba.

    - ¡¿Qué hacen aquí? - preguntó sorprendida, sintiendo que todo terminaba. Ahora sería demasiado difícil escapar.

    - ¿Esa es la forma de saludar a tu hermano? - dijo un joven cuyo rostro estaba pintado y sobre sus labios se dibujaba una gran sonreía. - ¿Podemos pasar o estabas por salir?

    - ¡Kankuro!... E-Este yo... - sin embargo no pudo continuar hablando pues otra voz la interrumpió.

    - Hola señorita Temari, hace tiempo que no nos veíamos. - dijo un joven de piel blanca y sonrisa cautivadora - A decir verdad, creo que la ultima vez que nos vimos éramos tan solo un par de niños. Por la expresión en tu rostro creo que no me recuerdas, soy Akira Tomoe...

    - Vamos Temari, no seas tan tímida después de todo él será tu futuro esposo. - dijo Kankuro.

    Aquellas palabras se clavaron sobre el corazón de Temari. Frente a ella estaba su destino, un muchacho bastante alto, de cabello corto y negro que hacían resaltar aquellos ojos risueños de color café. Ciertamente era bien parecido pero su corazón ya pertenecía a otro.

    - Espero no te moleste, si te hablo de tú...

    - No, no me molesta. - dijo Temari sonriendo, aunque parecía un gesto de timidez en realidad era más forzado. - ¿Y Gaara?

    - Nos espera en la Arena, preparando todo para la boda. - respondió Kankuro. - ¿Has terminado todo? - pero evidentemente aquella pregunta estaba de más y darse cuenta agregó. - Es obvio que sí, de otro modo no estarías con tu equipaje preparado.

    Akira tomo el equipaje de Temari y juntos salieron del hotel rumbo a la oficina de la Godaime.

    Shikamaru, por su parte esperaba la llegada su amada; observaba con detenimiento cada detalle con el fin de grabarlo en su memoria pues seria la ultima vez que vería a su aldea. Los minutos pasaron y se convirtieron en horas y ella no llegaba, fue entonces que tuvo temor. Temari no solía ser una chica que le gustara hacer esperar; ¿Se habría arrepentido? aquella pregunta comenzó a torturar su mente.

    - Eh, Shikamaru... - escucho una voz muy familiar, aunque no era la que esperaba.

    - ¡Naruto! ¿Qué haces aquí? -

    - La vieja Tsunade me mando a buscarte, al parecer tenemos una misión. - respondió sonriendo.

    - Iré más tarde, ahora estoy... ocupado...

    - ¿Ocupado? Que clase de tonta excusa es esa... hasta yo se decir una mejor y no soy un genio. Además pensé que querrías despedirte de Kankuro y Temari...

    - ¿Kankuro?...

    - Si, él y otro ninja han venido por Temari, ¿sabias que va a casarse?

    Sintió que su corazón se oprimía. Sin dar ningún respuesta, sin prestar atención en la mirada de desconcierto de su amigo salió corriendo lo mas fuerte que sus pies se lo permitían y pese a todo intento no logró llegar a tiempo, ella se había marchado. Intento convencer a la Hokage para que lo dejase ir a la arena, pero ella simplemente le había dicho.

    "Se lo que intentarás, y créeme que me gustaría ayudarte pero tu intervención podría provocar un conflicto entre nuestras aldeas."

    Pero aquello no lo consoló, por el contrario causo su enojo y frustración. Tendría que renunciar al amor para evitar una guerra, justo cuando se disponía a abandonar la habitación, fue detenido por la Godaime, quien le entrego una carta de su querida Temari.

    Se guardo con cuidado la carta en su chaleco. Tras salir de la oficina, corrió lo mas fuerte que sus piernas le permitieron, hasta llegar a la que fuera casa de su difunto sensei. No sabia porque había ido a ese lugar ó tal vez si lo sabía, Asuma había sido más que su maestro.

    - ¡Shikamaru! ¿Qué haces aquí? – preguntó una mujer, sus cabellos castaños caían delicadamente sobre su espalda y su rostro permanecía serio. Kurenai, aun no se resignaba de la muerte de a su amado Asuma.

    - Kurenai, yo... siento haber venido así. – dijo Shikamaru a manera de disculpa. – Se que debes estar ocupada cuidando del pequeño...

    - No debes preocuparte de él, aun duerme. – contesto Kurenai acercándose al joven. – Algo te pasa, tus ojos no pueden ocultar tu tristeza. Sabes, estar sin él ha sido muy difícil, lo extraño y se que nunca dejare de quererlo me ha dejado algo de él. Lo que intento decirte es...

    - Kurenai, no tienes que decirme nada. El amor simplemente es problemático, aun así es todo un reto. – dijo Shikamaru comenzando a caminar, ante la mirada de la joven mujer. – Él te amaba y donde quiere que este lo sigue haciendo.

    Camino por algunas horas, intentando que su corazón se tranquilizara pero el dolor por su perdida era difícil de sanar. Finalmente se detuvo, estaba cansando de deambular como alma en pena; saco de su chaleco el ultimo recuerdo de Temari, sus manos temblaron ligeramente al abrirla. No era muy larga, debió escribirla apresuradamente.

    Querido Shikamaru:
    El destino nos ha alejado e impidió que huyéramos juntos. Hasta ahora creía que nuestras relación secreta era excitante, pero siento que si hubiera sido del domino publico hubiera existido una leve esperanza para nuestro amor, pero el "hubiera" ya no existe. Prometamos no dejar que el amor se marchite, amémonos en secreto, perteneciéndonos siempre... ¿aceptas?

    Tuya por siempre,

    Temari.

    Leyó varias veces aquellas líneas, hasta que su mente se las había aprendido de memoria. ¿Era acaso un pecado creer ó imaginar que había algo escondido entre líneas?; la esperanza de volver a estar juntos se aferraba a su alma. Levanto su mirada al cielo en busca de sus apreciadas nubes, tal vez ellas lograran apaciguar su alma. Perdió la noción del tiempo pero importaba ahora, todo había perdido valor ahora que ella ya no estaba a su lado.

    Todas tardes, volvía a ese mismo lugar, habían pasado dos meses de su partida. Se había enterado por la Hokage, que Temari ya se había casado y no creyó que le dolería tanto. Cerro momentáneamente sus ojos, por su mente rondaban las imágenes, los detalles que lo harían recordarla siempre pero era hora de marcharse, debía continuar su vida aunque ya nada tuviera valor.

    Camino sin animo, con desgano, hasta llegar a su casa. Dentro lo esperaban sus padres y por sus rostros pudo deducir que algo ocurría, sin rodeos se acerco a ellos.

    - ¿Qué ocurre?... No es su costumbre esperarme. – dijo Shikamaru con su habitual molestia.

    - Hijo, tenemos que hablar... así que toma asiento. – respondió su padre con un tono serio, poco habitual en él.

    - Y bien... – dijo Shikamaru una vez que estuvo sentado frente a sus padres. - ¿Qué es eso tan importante que tienen que decirme? Porque imagino que lo es para que ambos estén con semejante semblante.

    - Esto no es nada fácil de explicar, pero sé que entenderás. Hace algunos años, nuestro clan pacto un matrimonio arreglado, una nueva alianza que haría más fuerte los lazos sanguíneos, el kekkei genkai (Técnicas de Línea Sucesoria). Cuando tenías un año de edad, fuiste comprometido...

    - ¡Que problemático!... Bien si ya esta decidido no veo el caso de seguir con esta conversación. – dijo Shikamaru levantándose, tal vez si las circunstancias hubieran sido diferentes, hubiera tratado de anular el pacto pero ya nada tenia sentido. Sus padres lo observaron sorprendidos. – Por cierto, ¿cuándo será el anuncio?

    - ¡Hijo! – musitó su madre.

    - Será dentro de cuatro días... ella es...

    - No tiene importancia como sea, los detalles los sabré dentro de unos días. Por ahora me iré a recostarme. – y tras decir aquello se marcho rumbo a su habitación. Una vez que estuvo acostado en su cama, mirando al techo susurro. – La vida debe continuar...

    Continuara.
    avatar
    xXm3ch3Xx
    Estudiante de la academia
    Estudiante de la academia

    Mensajes : 22
    Fecha de inscripción : 03/02/2011
    Edad : 35
    Localización : por ahí dando vueltas por el mundo

    Re: DULCE NOVIEMBRE

    Mensaje  xXm3ch3Xx el Lun Feb 07, 2011 11:01 am

    muy bueno en verdad, casi lloro por volver a leer esta parte de nuevo, la desdicha de shikamaru al saber que temari se caso con otra persona que no fue el, condenado kankuro llego en el peor momento... pero que se le va a hacer asi tenia que suceder. espero que subas pronto el otro cap.
    avatar
    raven13
    Estudiante de la academia
    Estudiante de la academia

    Mensajes : 23
    Fecha de inscripción : 03/11/2010
    Edad : 23
    Localización : Sunagakure

    Re: DULCE NOVIEMBRE

    Mensaje  raven13 el Mar Feb 08, 2011 6:47 am

    Hey Amy
    Me alegra que participes en el foro con este singular fic que por cierto es mi favorito hehe see, pues que puedo decir me parece que la trama y la redacción están muy bien y la ortografia intachable me haces esto un poco dificil eh, no, no es cierto, como siempre bien hecho y también bienvenida al foro, si lo sé un poco tarde pero ya sabes lo que dicen mejor tarde que nunca, oh espera ya sé que puedo decirte: ejem porque no me avisaste que ya habías comenzado a publicar esta historia, lloraría...pero no ­­­-_-
    eso es todo Sigue adelante.


    Última edición por raven13 el Miér Feb 23, 2011 10:09 am, editado 1 vez
    avatar
    Amy Black
    Estudiante de la academia
    Estudiante de la academia

    Mensajes : 9
    Fecha de inscripción : 03/02/2011

    Re: DULCE NOVIEMBRE

    Mensaje  Amy Black el Mar Feb 08, 2011 9:00 am

    Dulce Noviembre
    Por Amy Black

    Capitulo 3

    Cuatro días pasaron desde que sus padres le comunicaran sobre su compromiso y sin embargo y pese a lo que imagino, estaba ciertamente inquieto. Shikamaru encendió de nuevo un cigarrillo y, tras llevárselo a los labios, colocó ambos brazos bajo su cabeza; se había recostado sobre aquel césped y bajo la sombra de aquel árbol que tanto recuerdos tenía.

    Era casi mediodía, el sol luchaba contra las nubes, que grises ganaban terreno en el cielo azul amenazando con llover. Y en ese momento, al aspirar el aroma del tabaco, Shikamaru no pudo evitar recordar a Temari. Debía dejarla atrás pero ¿cómo obligar a su corazón a hacerlo?.

    - ¡Shikamaru!, He estado buscándote. - dijo un joven recuperando el aliento. Chouji Akimichi, era desde niño el mejor amigo de Shikamaru. – ¿Estas seguro de casarte?

    Shikamaru bostezo con pereza, antes de responder. – Esto ya fue decidido por mi clan y no tengo objeción. Que pase lo que tenga que pasar.

    - No deberías hablar de esa manera, piénsalo. El matrimonio es para siempre, y tu ni siquiera conoces a tu futura esposa. ¿Qué ocurrirá si no es lo que esperas? – dijo intentando hacer cambiar de parecer a su amigo

    - Ya nada es lo que espero, que más da si la chica no es agraciada, si no es más que un cascaron vació, ¿qué importancia tiene? además de que este arreglo beneficiara a mi clan y eso me evitará problemas. - curvó la comisura de los labios en una media sonrisa. – Vamos Chouji, no se vera bien si el padrino llega con esa cara.

    Una ligera llovizna comenzó a caer sobre la aldea. Una joven de cabello rubio cenizo miraba por ventana, su corazón estaba intranquilo desde temprano en la mañana pues ese sería el día de su compromiso. Había sido preparada para ello desde muy pequeña pero aun así sentía angustia... ¿sería lo ella lo que él esperaba?, ¿sería él lo que ella esperaba?

    Deseo una vez más que su madre le pudiera aconsejar, pero tanto ella con su padre habían muerto hacía años. Tenía tan solo unos meses de edad cuando quedo bajo la protección de la familia de la hermana gemela de su madre, pero el clan al cual pertenecía su padre, había designado su matrimonio y todo por haber nacido mujer.

    - La lluvia es tan hermosa... – musitó para si misma. - ¿Será este un presagio?

    El sonido de alguien tocando la puerta, la hizo prescindir de aquella pregunta. Tras invitar a pasar a quien la había interrumpido, hizo una leve inclinación con la cabeza pues el invitado no era otra persona que su tía. La mujer que había sido con ella como una madre; era extraño ver el rostro de su tía y no ver el de su madre pues eran gemelas idénticas, salvo que su tía tenia una cicatriz en el hombro derecho.

    - Asuka, ¿aun no te has preparado? – preguntó la mujer amablemente. – Tu prometido y su clan, llegaran en una hora. Tienes el tiempo justo, no deberías perderlo observando tu adora lluvia.

    - Tienes razón obasan, pero antes dime, ¿estuviste nerviosa el día de tu compromiso?, ¿mi madre lo estuvo también? – preguntó la chica sin poder contener su curiosidad.

    - Admito que estuve nerviosa por días, pero luego de conocer a tu tío y ser aceptada por el clan Aburame todo desapareció. Respecto a tu madre, ella jamás mostró estarlo, pues tus padres se conocían desde niños.

    - Gracias obasan, espero que mi prometido sea como ha sido Shibi sama contigo. Aunque no entiendo porque el clan de mi padre me ha negado saber su nombre pero hoy lo sabré. – respondió la joven sonriendo dulcemente.

    - Ahora debes prepararte, se que estos días serán difíciles pero estoy segura de que podrás superarlos. – dijo la mujer deteniéndose antes de salir de la habitación. – Lo harás muy bien...

    Volvió a quedarse sola, aunque fue solo por unos minutos ya que de nuevo alguien entrado en su habitación sin que ella lo sintiera. Sus manos en una posición extraña emitían una cálida energía que hacia que el agua se moviera a voluntad de la joven.

    - ¿De nuevo utilizando tu don? – dijo una voz muy conocida para la chica, pues había sido como un verdadero hermano pese a que solo eran primos.

    - ¡Shino niissan! – gritó alegremente Asuka abrazando afectuosamente a su primo. – Me alegra que regresarás de la misión, justo este día.

    - Asuka chan, ya me lo ha contado mi padre, vaya por fin conoceremos a tu futuro esposo.

    - Si, estoy un poco nerviosa. No se nada sobre él, ¿qué tal si no soy lo que espera?.

    - Bromeas, eres una chica especial. Tierna, alegre y fuerte, que más podría desear un hombre.

    - Gracias Shino niisan. Por cierto, ¿qué tal la misión?. ¿Cómo están Hinata y Kiba kun?

    - Ellos están bien, pero no deberías estar pensando en ellos. Hoy es un día importante y debes prepararte... por cierto Kiba te envía esto, no debería de dártelo pero solo porque es un día especial. – dijo sacando de entre sus ropas y lindo collar con un zafiro.

    - Es hermoso... Kiba kun... – murmuro la joven. Había conocido al joven Inuzuka desde que ambos eran niños y siempre le había tenido un cariño especial pues le consideraba como un hermano.

    - Ahora será mejor que me vaya y que tu te prepares – dijo Shino acercándose a su prima. – ¿No crees que sería mejor si el sol brillara?

    Asuka entendió de inmediato las palabras de su primo. Sus ojos cambiaros levemente de color, volviéndose verdes y la lluvia comenzó a disminuir poco a poco hasta desaparecer totalmente y el sol, volvía a brillar.

    Pasaba de medio día cuando los ancianos del clan Asamiya, llegaron a la residencia de la familia Aburame. Dicha presencia no ayudo a que los nervios de la joven Asuka disminuyera; durante los primeros 20 minutos había sido observada y no pudo evitar sentirse como objeto a punto de ser vendido.

    Una hora más tarde, los miembros del clan Nara llegaron. Asuka fue presentada por su abuelo, el venerable Tojima sama. Sin embargo su prometido no llego con su clan, lo que provoco algunos murmullos. Los nervios de la joven comenzaron a ser notorios, por más que intentaba controlarlos, fue la mano de su primo sobre su hombro que la hizo tranquilizarse.

    - Siento mucho la demora... se me ha pasado el tiempo. – dijo una voz masculina desde la puerta de entrada. Todas las miradas se posaron en el recién llegado y su acompañante.

    - Llegas tarde... – reprendió Shikaku Nara, el padre de aquel joven. – Bien, acompáñame hijo...

    Shikamaru, siguió a su padre sin prestar atención a la gente que lo observaba. Cuando su padre se detuvo, él también lo hizo.

    - Tojima sama, este es mi hijo Shikamaru Nara, ultimo descendiente de nuestro clan. – dijo Shikaku con solemnidad. – Y estamos aquí para formalizar el compromiso de mi hijo y con su nieta.

    - Que el compromiso sea oficial desde este momento. – señalo Tojima, indicándole a Asuka se acercará, una vez que la joven estuvo a su lado tomo su mano, para luego ofrecérsela al joven Nara. – Esta es mi nieta, Asuka Asamiya.

    Continuara...

    obasan tía

    Mensaje final, nunca he visto como sea un compromiso entre clanes, ni entre ninja pero más o menos así lo imagine espero les haya gustado.
    avatar
    raven13
    Estudiante de la academia
    Estudiante de la academia

    Mensajes : 23
    Fecha de inscripción : 03/11/2010
    Edad : 23
    Localización : Sunagakure

    Re: DULCE NOVIEMBRE

    Mensaje  raven13 el Mar Feb 08, 2011 9:17 am

    Whoa genial primera en comentar genial, hehe nadie me ganará see, pues que me queda si no decirte que me encanta tu fic me encanta el papel de Shikamaru aunque es un poco triste, pero esperemos un mejor futuro para el chico que se queja "que problematico", si a esperar el nuevo capitulo yeah...Seamos pacientes


    Última edición por raven13 el Miér Feb 23, 2011 10:09 am, editado 1 vez
    avatar
    Amy Black
    Estudiante de la academia
    Estudiante de la academia

    Mensajes : 9
    Fecha de inscripción : 03/02/2011

    Re: DULCE NOVIEMBRE

    Mensaje  Amy Black el Mar Feb 08, 2011 9:23 am

    Hola... ey mil gracias por comentar mi fanfic y aun más por gustarte.... seguire trabajando en él tnks
    avatar
    Amy Black
    Estudiante de la academia
    Estudiante de la academia

    Mensajes : 9
    Fecha de inscripción : 03/02/2011

    Re: DULCE NOVIEMBRE

    Mensaje  Amy Black el Jue Feb 10, 2011 10:00 am

    Dulce Noviembre
    Por Amy Black

    Capitulo 4

    Aquel primer contacto con la que sería su esposa, no tuvo mayor relevancia para Shikamaru. Ciertamente la joven era una belleza, delicada como una flor y con una sonrisa que haría sentir feliz a cualquiera, excepto a él. Asuka por parte, había respirado aliviada, su prometido era un joven y no un viejo como había imagino; pues la mayoría de los matrimonios arreglados solían ser así. Sentía como sus piernas temblaban con cada paso, mientras era conducida por su ahora prometido a la mesa principal.

    Shikamaru, no podía evitar sentirse agobiado por todas aquellas formalidades y sin duda lo que más incomodo fue mirada fija de Shino Aburame. ¿Qué problemático? – pensó cuando vio entrar a la Godaime, Tsunade sama.

    Entre brindis, risas y felicitaciones, la fiesta de compromiso estaba por llegar a su fin, para alivio del joven y tranquilidad de la chica. Fueron concertadas tres citas entre los prometidos antes de la boda, que se realizaría a finales de mes. Los minutos seguían corriendo y el silencio entre quienes pronto unirían sus vidas se hacía largo; Asuka deseaba preguntarle algunas cosas, pero desistía de su curiosidad pues las constantes miradas de su clan la cohibían; Shikamaru, agradecía el silencio aunque las constantes miradas de su madre le indicaban que hiciera lo contrario.

    - Tsk, que problemático... – susurro en voz baja. - ¿Qué te ha parecido todo esto? – preguntó de pronto a la chica.

    - Estresante... – musitó Asuka bajando levemente la mirada.

    Finalmente la reunión terminaba. Ambos clanes se despidieron solemnemente; Shikamaru, se acercó a la tímida Asuka y tomando su mano deposito en ella un beso.

    - Nos vemos mañana... – dijo Shikamaru con desgano.

    - Hasta mañana, joven Nara. Que dulces sueños te acojan durante la noche. – respondió Asuka sonriendo tiernamente.

    Aquella noche sin duda fue intranquila para ambos jóvenes, pues fue hasta aquel momento en que fueron concientes de lo que estaba por cambiar en sus vidas. Ambos dejarían sus hogares, para combatir un solo techo y una sola cama.

    Asuka, trataba inútilmente de dormir; se encontraba demasiado angustiada pero quien no lo estaría. Era la primera vez que veía a su prometido y solo tres citas para conocerlo habían sido concretadas por su "familia".

    - ¿Por qué siento temor? – se cuestionó, por su mente se formulaban varias dudas, inquietudes y miedos. - ¿Qué va a pasar?, ¿Podré quererlo? ¿Podrá quererme? – entre más lo pensaba más cosas surgían y agobiaban su corazón. – Desearía estar segura... – sigilosamente se puso de pie y tras cubrirse con su bata de noche, salió de su habitación... sentía la garganta seca y fue hasta la cocina para tomar un vaso con agua.

    - ¿Nerviosa? – preguntó una voz tras la chica, que le produjo un sobresalto. – Lo siento Asu chan, no pretendía asustarte.

    - Shino niisan, ¿por qué no estas en la cama?

    - Te conozco lo suficiente hermanita, para saber que no podrías dormir. Ven, tomemos un poco de té. – invito el chico tomando de la mano a su prima.

    El aroma de té de hierba buena la ayudo a tranquilizarse, y el liquido al pasar por su garganta fue relajante.

    - Tengo miedo... – dijo Asuka dejando la taza sobre la mesa.

    - No tienes porque temer. Conozco a tu prometido, de hecho fue compañero en la academia y hemos trabajado juntos, es buen chico aunque un poco vago. A mi punto de vista él ha sido el beneficiado. – dijo Shino con su habitual serenidad.

    - Gracias niisan... solo espero ser feliz con todo esto... – musitó casi para si misma que para su primo. Tratando de creer en sus propias palabras.

    Mientras que lejos de ahí, un joven seguía mirando fijamente el techo de su habitación. Shikamaru, había llegado directamente a su cuarto; se sentía realmente cansado de todo y aun más por soportar los comentarios de sus padres en trayecto de regreso.

    "Es una chica linda y educada... tienes suerte hijo" – había comentado su padre con una sonrisa.

    "Solo espero que sea buena esposa, tendré que darle algunos consejos..." – había agregado su madre en un tono poco habitual en ella.

    - Tsk, que problemático... – dijo realmente agobiado. – Pero debía ser así... la chica no esta mal pero no creo que pueda ser como ella... Temari... – murmuró el nombre de la chica a quien amaba pero que nunca sería para él. – Debo guardar tu recuerdo en mi corazón, aunque no lo deseo pero así deber ser.

    Se dijo así mismo con la esperanza de poder llevarlo acabo. Ahora su futuro tenía otro nombre y debía comenzar a asimilarlo...





    El sol comenzó a iluminar las dunas del desierto y poco el calor fue sintiéndose. La aldea oculta entre la arena, un sitio árido, misterioso y porque no, hermoso. Una joven rubia, miraba a través de la ventana los primeros rayos matutinos. Recostada todavía sobre la cama, a su lado un hombre de tez tostada dormía placidamente.

    Un suspiro se escapo de su boca, ahora su vida se encontraba normal ó al menos eso intentaba creer. Observo de reojo al hombre acostado a su lado, su ahora esposo. Akira, era un buen hombre y la quería; tal vez ahora y con el tiempo pudiera lograr superar aquel amor. Entonces como si lo hubiera nombrado, su imagen apareció en su mente y su calma se perdió, al igual que su sonrisa y su mundo se hizo trizas.

    - ¡Buenos días, linda! – saludo un adormilado joven, sus cabellos revueltos de color azabache y una sonrisa juguetona en sus labios era para Temari una invitación a sonreír.

    - Creí que dormirías hasta medio día... – dijo Temari sonriendo. – Después de todo el viaje fue cansado y ...

    - Y hay mucho que hacer, hoy debo reunirme con algunos miembros del consejo. Admito que desearía estar más tiempo con mi bella esposa pero nuestra situación con la aldea de la roca es tensa y debemos buscar alternativas pacificas. – dijo Akira antes de robarle un beso a su esposa. – Iré a darme un baño...

    Temari tras minutos de desconcierto, miro hacia la puerta del baño por donde escasos minutos había desaparecido Akira. El se había comportado tan bien con ella, aun cuando se negó a consumar el matrimonio; había esperado algo grito, incluso a ser forzada pero él simplemente la había abrazado. "Cuando estés lista... yo estaré listo"... le había dicho, era cierto que compartían la cama pero no aun los deberes.

    - Hey linda... – llamó Akira atrayendo la atención de la rubia. - ¿Estarás todo el día en cama?

    - No, yo también tengo deberes. – respondió Temari levantándose, se aproximo a su esposo. – Lamento no ser la esposa que imaginabas pero aun tengo conflictos con el pasado...

    - No debes lamentarte, esto ha sido tan imprevisto para mi como lo fue para ti. Entiendo que tal vez alguien este aun aquí. – dijo Akira señalando el corazón de la chica. – Y no pretendo competir, ni superarlo... solo espero que algún día pueda estar dentro de tu corazón aunque sea solo una pequeña parte...

    - Gracias... – dijo simplemente abrazando al joven. – No dudo que tal vez eso llegue a pasar... – murmuro...





    Era casi medio día, las calles parecían mas concurridas de lo habitual mientras joven caminaba con desgane, a lo que creía seria más parecido a un castigo de su madre. Finalmente, llego a la casa de la familia Aburame, donde vivía su prometida. Ese día sería su primera cita formal, comería con la familia y luego la llevaría a pasear; aquello no parecía problemático.

    Llevaba esperando menos de cinco minutos cuando apareció frente a él la chica acompañada de una mujer, a la que reconoció, pues era la madre de Shino. Sin embargo su mirada se fija en la joven, aquel vestido azul cielo que se ajustaba generosamente a su cuerpo, un pequeño saco blanco cubría sus hombros e imagino que el vestido debía ser de tirantes; su cabello rubio cenizo estaba recorrido y algunos mechones jugueteaban con su rostro, levemente maquillado.

    - Buenas tardes joven Nara... – saludo Kasumi Aburame. – La comida estará lista en unos minutos.

    - Buenas tardes Kasumi san, Asuka chan. No se preocupe, estará lista cuando tenga que estar. – dijo Shikamaru para romper el hielo.

    - Bien los dejare solos para que puedan conversar, les avisare cuando la comida este servida. – Y tras decir aquello sonrió a su sobrina para luego desaparecer.

    Asuka, avanzo hasta Shikamaru, quien se puso de pie e invito a sentar a un lado de él. Asuka no pudo evitar sentirse nerviosa, jamás había estado a solas con alguien a quien conociera tan poco.

    - ¿Qué tal ha sido su día? – preguntó Asuka sonriendo.

    - Ha estado regular, las juntas con Tsunade siempre me causan dolor de cabeza. Y me gustaría me hablaras de tu, somos casi de la misma edad y no me gusta hablar con tanta formalidad. – respondió Shikamaru relajado.

    - Lo siento... es la costumbre, pero tienes razón la formalidad a veces es incomoda. Me alegra saber que piensas lo contrario.

    - Es problemático. En fin, he pensado que después de comer podrías dar un paseo por la aldea. ¿Te gustaría?

    - Me agrada la idea. Es un día hermoso para un recorrido.

    La comida paso sin ninguna novedad, la compañía de los señores Aburame fue menos problemática de lo que esperaba Shikamaru. Shino no había podido estar presente, pues una misión había interferido. Asuka ayudo a su tía a recoger los platos, mientras su tío conversaba con Shikamaru.

    - Un matrimonio es batalla constante y es difícil en algunas ocasiones, y lo es aun más cuando se carece de afecto, de amor. No pretendo incomodarte hijo, pero mi sobrina es como la hija que nunca tuve y espero que algún día llegues a quererla, es una buena muchacha.

    - No se preocupe, yo cuidare bien de ella... – fue lo único que pudo responder, realmente quería pensar en que pudiera hacerlo, que pudiera llegar a quererla.

    La llegada de las mujeres indico el fin de la conversación. Minutos después ambos jóvenes caminaba por las calles de la aldea, algunos los miraban de manera de curiosa. Shikamaru llevo a Asuka, hasta el mirador que estaba justo bajo las cabezas de los antiguos Hokages.

    - La vista es hermosa desde aquí... – señalo Asuka.

    - Si y las nubes se ven más cercas. Dime Asuka chan, ¿qué piensas de nuestro compromiso?

    Asuka se sorprendió al escuchar aquella pregunta, jamás la había considerado; ¿qué se suponía que debía responder?, sabía que él esperaba una respuesta.

    - No se exactamente que esperas que responda, desde que puedo recordar siempre he sabido que estaba comprometida, así que exactamente no fue una sorpresa. – respondió sin dejar de ver la aldea, sentía la mirada del joven sobre ella. - ¿Y tú?

    - Me entere hace poco, no me sorprendió se podría decir que lo imagine al ver el rostro de mis padres. ¿Cuáles son tus pasatiempos?

    - Me gusta la música, el piano es mi instrumento favorito. Me gusta jugar shogi(1), nadie a podido ganarme de los que conozco e incluso una vez Kiba kun me reto y logro ganarme pero descubrí que había obtenido ayuda de alguien más..

    - Con que fue para eso... – musitó Shikamaru para si mismo, al recordar la ocasión en que Kiba había ido a pedirle un consejo para ganar el shogi.

    - Así que conoces a Kiba eh...

    - Kiba kun, lo conozco desde hace tiempo, él es como un hermano para mí. Antes solía ir a caminar con él y su perro Akamaru.

    - Si los conozco, Kiba es uno de mis camaradas aunque no uno de los mas cercanos.

    - ¿Conoces ninjas de otras aldeas?

    Aquella pregunta trajo a la mente de Shikamaru, el recuerdo de Temari y no solo eso... permaneció en silencio algunos minutos antes de susurrar su nombre...

    - ¿Quién es Temari? – preguntó Asuka con curiosidad. El rostro de Shikamaru se exalto, nunca imagino que diría su nombre y se apresuro a responder.

    - Es una kunichi de la aldea de arena... y ella es...

    - La mejor amiga de Shikamaru... – dijo de pronto una voz tras ellos. Se trata de Chouji.

    - ¡Chouji! – dijo Shikamaru sorprendio.

    - Vamos Shikamaru quita esa cara, no fuiste tú quien nos pidió viniéramos aquí... – se quejo Ino.

    - Es cierto, lo había olvidado. – añadió Shikamaru mientras se rascaba la cabeza. – Asuka, quiero presentarte a mis amigos y compañeros de equipo, ella es Ino Yamanaka y él es Chouji Akimichi.

    - Es un placer conocerlos, mi nombre es Asuka Asamiya... y soy la prometida de Shikamaru. – dijo Asuka sonriendo.

    Continuara...
    (1) shogi, ajedrez japones
    avatar
    raven13
    Estudiante de la academia
    Estudiante de la academia

    Mensajes : 23
    Fecha de inscripción : 03/11/2010
    Edad : 23
    Localización : Sunagakure

    Re: DULCE NOVIEMBRE

    Mensaje  raven13 el Jue Feb 10, 2011 10:10 am

    Amy!
    Por que me haces esto? Oh por Kami pobre Shikamaru y la chica tampoco debe pasarla muy bien, pero como siempre adoro la historia, no es simplemente una dulzona historia de amor sin chiste, es mucho mejor que eso pues es más realista...hasta el próximo capitulo y espero tu aviso...


    Última edición por raven13 el Miér Feb 23, 2011 10:11 am, editado 1 vez
    avatar
    xXm3ch3Xx
    Estudiante de la academia
    Estudiante de la academia

    Mensajes : 22
    Fecha de inscripción : 03/02/2011
    Edad : 35
    Localización : por ahí dando vueltas por el mundo

    Re: DULCE NOVIEMBRE

    Mensaje  xXm3ch3Xx el Jue Feb 10, 2011 11:43 am

    aaaaaaahhhyyyyy casi lloroooo :'( pobre de temari y shikamaru no poder estar juntos... perdon por no comentar el cap anterior se me paso por alto jeje pero sabes que siempre me ha gustado como escribes y sabes que para eso te lo digo personalmente pero con el comentario te lo reafirmo jejeje, espero que coloques pronto el proximo capitulo...cuidate...bye.

    Contenido patrocinado

    Re: DULCE NOVIEMBRE

    Mensaje  Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Jue Oct 19, 2017 3:50 pm